Ricardo Mazón propició el acercamiento entre Ernesto Gándara y Ricardo Bours

Nota publicada el dia: 2019-01-10 | Por Arturo Soto Munguía

No están ustedes para saberlo, pero como mi pecho no es bodega, yo sí estoy aquí para contárselo, con la condición de que no se lo digan a nadie.

 

Resulta que ayer, al término del evento en que se lanzó la convocatoria para el relevo en la dirigencia estatal del PRI, y se nombró a Ernesto de Lucas como dirigente interino, un par de personajes que andan de moda en los últimos días, sobre todo después de que el empresario Ricardo Mazón los sacara al baile, adelantando que son los únicos que pueden presentar una candidatura competitiva rumbo a la sucesión en el gobierno del estado, tomaron todo el bulevar Kino hasta llegar al Hotel Gándara.

 

Allí, Ernesto “El Borrego” Gándara y Ricardo Bours Castelo conversaron por espacio de una hora, 32 minutos y 45 segundos; plática y plática mientras daban cuenta de unas aceitunas preparadas en sendas copas cuyo contenido adicional ya no pude apreciar.

 

Lo cierto es que ambos políticos sonorenses quizás estaban comentando sobre la reciente eliminación de los Naranjeros y la posibilidad de que los Yaquis sacaran la casta y se hicieran del campeonato en la Liga Mexicana del Pacífico, a juzgar por algunos ademanes captados a la distancia, con los que emulaban movimientos similares a los que hacen los bateadores cuando hacen el swing para sacar la pelota del campo.

 

Testigo discreto de esta plática fue el experimentado operador político oriundo del meritito Cajeme, Guillermo Silva Montoya, a quien consultaremos en los próximos días para ver si está en condiciones de revelar algunos detalles de este significativo encuentro.

 

Ricardo Bours y Ernesto Gándara fueron destapados en la víspera por el poderoso empresario Ricardo Mazón Lizárraga como posibles candidatos del PRI a la gubernatura del estado, aunque ambos ya están más destapados que una pipa huachicolera, y desde hace rato.

 

De hecho, al término de la asamblea en la sede del tricolor, ambos personajes fueron abordados por la prensa, y allí reiteraron que no son los tiempos de pensar en la candidatura pues hay mucho qué hacer antes por el partido, que quedó noqueado sobre piernas después del uno de julio del año pasado.

 

El Borrego dijo que sí le interesa pero habrá de esperar los tiempos y Ricardo Bours reiteró que si el PRI no le da la oportunidad, buscará la candidatura por otra plataforma, o por la vía independiente.

 

Su perfilamiento como posibles candidatos provocó en el pasado reciente algunas rispideces entre ambos. Bours pidiendo que así como en el pasado apoyó al Borrego, ahora le tocaba corresponder al hermosillense, y éste reclamando que el cajemense dispersó sus apoyos en la pasada coyuntura electoral.

 

Lo cierto es que las declaraciones de Ricardo Mazón ante un grupo de periodistas, “destapando” a ambos, sirvió para unirlos, o por lo menos, para propiciar el acercamiento que se dio ayer, y del cual todavía no tenemos mayores detalles.

 

De acuerdo con los trascendidos, el empresario Mazón Lizárraga ha venido tomando distancia de palacio de Gobierno en los últimos meses, y a finales del año pasado apareció junto con otros grandes empresarios al lado del jefe del gabinete lópezobradorista, Alfonso Romo, lo que fue interpretado como una señal de que se está buscando una interlocución fluida y pacífica con el nuevo gobierno federal, lo que no es raro entre los capitanes de empresa mexicanos, que siempre apuestan a ganar (si no, no fueran empresarios ¿verdad?).

 

En esa reunión, celebrada el 29 de octubre del año pasado, participaron, además de Ricardo Mazón, los empresarios sonorenses José Santos Gutiérrez Luken, Félix Tonella Luken, Roberto Gómez del Campo, Luis Felipe Seldner, Fausto Bay Rogel, José Coppel, Ricardo Mazón Rubio, Francisco Hernández, Julio Luebbert Mazón y Ángel Bours, hoy senador de Morena.

 

En fin, el punto es que El Borrego y Ricardo Bours se reunieron por más de hora y media ayer, y un maledicente dijo que buena parte de la conversación giró en torno a ver quién le creía más a Mazón Lizárraga. Vaya usted a saber.

 

Lo cierto también es que ayer por la tarde, Gilberto Gutiérrez Sánchez se despidió del partido que atinadamente dirigió durante el complicadísimo proceso electoral del año pasado, y la verdad es que realizó un trabajo bastante decoroso aunque infructuoso para frenar el tsunami morenista y para esquivar las múltiples zancadillas que le metieron sus propios correligionarios.

 

En lenguaje futbolero podría decirse que el marcador no refleja lo que sucedió en la cancha, pero sería una metáfora desafortunada, toda vez que los tricolores quedaron tendidos en el césped, tintos en sangre.

 

En adelante, la responsabilidad de recomponer el rumbo y mantener el barco a flote será de Ernesto “El Pato” de Lucas, quien deberá reconsiderar seriamente seguir asesorándose de algunos personajes que le vendieron espejitos por diamantes durante la campaña por la alcaldía, contribuyendo notablemente a la derrota.

 

Y lo grave no es que esos personajes le hayan vendido los espejitos, pues de eso han vivido desde hace rato; lo grave es que el Pato se los haya comprado.

 

El tramo que sigue de aquí al 2021 será doblemente complicado respecto a lo que sucedió en la campaña, así que el trabajo que tiene enfrente el palmípedo político magdalenense no será un día de campo.

 

II

 

Se agitaron un poco las aguas del huachicoleo ayer en Sonora, después de que la gobernadora Claudia Pavlovich reveló tener informes de que dos estaciones de servicio en Hermosillo reportaban desabasto por problemas de distribución, y que era menester tomar ciertas providencias para no reeditar escenas como las que se están viendo en otros estados del país.

 

Horas después, durante un evento en la CTM, la gobernadora precisó que el caso del abasto en esas dos gasolineras se había resuelto.

 

Asunto aclarado. No hay desabasto de combustibles en Sonora. Al menos hasta el momento. El gobierno federal ha informado que a partir del próximo fin de semana los problemas en aquellos estados donde sí ha estallado una crisis de abasto serán resueltos, lo cual suena bien, porque la inconformidad ha comenzado a escalar seriamente.

 

Independientemente de la validez, la legítima y necesaria empresa de combatir ese ilícito con el que se fugan más de 60 mil millones de pesos anuales del presupuesto federal, es obvio que se cometieron errores de planeación, logística y cálculo político, que le están costando al recién estrenado gobierno federal.

 

Esperemos que el asunto se resuelva pronto.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *