MORENA, más torpezas

Nota publicada el dia: 2018-10-04 | Por Samuel Valenzuela

No solo con la legalidad, si no también con sus otrora aliados del PT y el PES, MORENA concretó la ruptura en el Congreso del Estado, en un contexto donde mediante un dogmatismo infantil y anacrónico, insiste en imponer condiciones abiertamente antidemocráticas y lesivas a la convivencia entre los integrantes de la representación popular sonorense y su planta laboral.

Conforme pasan los días, en el Congreso del Estado de Sonora se reconfirma la condición de accidentes electorales de no pocos integrantes de quienes se dicen abanderados de la cuarta transformación de México, cuyas cotidianos desbarres ofrecen patético espectáculo al respetable, con sonoras y públicas estulticias que gradualmente los lleva a que en poco tiempo sean una minoría.

Negados al ejercicio civilizado de la política en su mejor acepción y empecinados a mantenerse bajo el tutelaje de asesorías jurídicas sesgadas y huizacheras, lograron el deslinde de sus aliados del Partido del Trabajo y del Partido Encuentro Social y de paso, dejar ver que no basta decirse abanderados de la honestidad, si con tal dicho pretenden suplir su notable ignorancia y torpeza para el desempeño de sus responsabilidades en la legislatura sonorense.

Rosa María Mancha Ornelas

Contra todo lo previsto y luego del acuerdo de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política que abrió cauce a soluciones políticas y negociadas a la parálisis administrativa del Poder Legislativo de Sonora, en la sesión de este jueves la señora presidenta Rosa María Mancha Ornelas volvió a hacer de las suyas y negó la validez de dicho acuerdo, en el marco de una decisión extrema para evitar la restitución de los derechos de empleados cuyas plazas les pretenden arrebatar.

En los Entretelones anteriores http://elportaldelagente.mx/se-dobla-morena/ hicimos una relatoría puntual respecto a la voluntad política que amalgamaron en propositiva simbiosis Jesús Alonso Montes Piña (PES); Rodolfo Lizárraga Arellano (PT); Rogelio Díaz Brown (PRI); Gildardo Real Ramírez  (PAN), y Fermín Trujillo Fuentes (Panal), para que tal como ocurre en todos los relevos legislativos, las posiciones se definan a través del diálogo y no como en esta ocasión, con un morenismo hambriento y decidido a devorar todo de un solo bocado y sin ceder ni siquiera las migajas a sus supuestos aliados.

Dejaron la mesa puesta desde el miércoles por la tarde para que este jueves regresara la normalidad administrativa e incluso en el orden del día de la sesión, no apareció el punto relativo a dicho conflicto, lo cual por supuesto no limitó a la huizachera asesoría jurídica de MORENA, ya que en uso de sus facultades y “solo para su conocimiento”, la señora titular del Poder Legislativo de Sonora, dio lectura a un posicionamiento con pretensiones jurídicas, que plagado de galimatías e invocaciones inconexas de artículos de leyes y reglamentos, lo esgrimió como justificante para no atender los términos del acuerdo de la CRICP ni de lo mandatado por el Tribunal de Justicia Administrativa.

Dicha argumentación de plano debe ofender la inteligencia de profesionales del derecho y lo que es peor, frente a las obvias reacciones de los coordinadores parlamentarios ante tamañas estupideces y mediante alegatos estos si de orden jurídico y de contundencia política, ni la Mancha Ornelas o la coordinadora Ernestina Castro pudieron responder o refutar a sus pares de otros partidos.

Yumiko Palomares

Hilarante ese posicionamiento en el que subyacen una docena de contrasentidos que pudieran resumirse en que la presidenta no tiene ninguna facultad importante en materia de litigios y mandatos judiciales, pero tiene todo el poder para mandar por un tubo los acuerdos internos tomados por la máxima instancia de autoridad en materia de operatividad interna, como lo es la CRICP.

Patético de plano el siempre ofuscado Martín Matrecitos, que a gritos y retos pretende someter a quienes considera enemigos a muerte; peor tantito Yumiko Palomares, enviada al matadero para ensalzar a “Manuel Andrés López Obrador” y deslindarse de la posición de su coordinador parlamentario, y para completar el cuadro el repelente Pollo Castelo, quien llevó al nivel de mitote un asunto que requiere seriedad y responsabilidad y no solo tomar la palabra para vomitar tonterías.

La verdad, los asesores “jurídicos” de MORENA no debieran ser tan gachos con sus asesorados y si a la presidenta le van a ordenar la lectura de un documento plagado de citas legales, al menos deberían de capacitar a cualquiera de esa bancada para que lo defienda bajo esa perspectiva y así dejen de hacer tantos ridículos con sus manifiestos rebosantes de demagogia de plazuela.

De destacarse el liderazgo que han ido consolidando los coordinadores del PT y del PES, quienes se han revelado como orquestadores de la salida política a la crisis que tiene el mismo propósito que quiere MORENA, solo que a través de atajos que violan la ley y pisotean derechos del personal del Congreso.

Evidentes las limitaciones intelectuales de la señora presidenta, así como sus incapacidades en la conducción de la asamblea, aunque las suple muy bien con su ya tradicional autoritarismo a decretar un receso con el fin de tratar de evitar personalmente el que funcionarios objetos de sus odios, accedieran a sus espacios de trabajo, tal como fue acordado un día anterior por la CRICP.

Gustavo Bustamante

En ese trajín anduvimos al cubrir las actividades legislativas del día, ya que mientras en el salón de plenos se acababa de romper la coalición Juntos Haremos Historia, en el primer piso del coso de la Tehuantepec y Pedro Moreno, con un notario dando fe, el oficial mayor José Angel Barrios y el representante jurídico del grupo, Gustavo Bustamante, pasaban a ocupar sus espacios de trabajo, previa chamba de un cerrajero, toda vez la negativa de entrega de las llaves de las nuevas cerraduras que mandaron poner los integrantes de la pandilla de vándalos que encabeza Adolfo Salazar Razo al detonar el conflicto, quienes también operaron amagos de resistencia en el proceso de restitución.

Pues la presidenta no pudo detener el cumplimiento de dicho mandato, como tampoco surtió los efectos deseados su catilinaria pseudo jurídica desde la tribuna legislativa, ya que lo único que logró fue que Lizárraga Arellano y Montes Piña les recetaran sendos posicionamientos que prácticamente significan el fin de la coalición entre MORENA, PES y PT.

Desde antes de la sesión nos metimos a la sala de plenos y ahí en abierta intercomunicación vimos en intenso platique y consultas mutuas a por ejemplo Lizárraga Arellano y Montes Piña, a este con Díaz Brown y Real Ramírez; también con Trujillo Fuentes, Alejandra López Noriega, Jorge Villaescusa y hasta Orlando Salido, y así todos en un ejercicio político civilizado y de construcción de consensos, mientras que la bancada morenista se mantenía mustia y sin siquiera platicar entre ellos, atentos todas y todos a atender las instrucciones de sus asesores.

Norberto Ortega Torres

Por ahí saludamos al diputado Norberto Ortega Torres, quien en efecto es sobrino del legendario líder obrero ya fallecido, Norberto Ortega Hinojosa y ahí nos permitimos comentarle al legislador que tuvimos el honor de ser su amigo y cubrir sus activismos en favor de los trabajadores, no aguantándonos las ganas de recomendarle que cuidara mucho ese nombre y ese apellido en sus andares como diputado, luego que en la sesión del martes se plegara a la sinrazón.

Como sea, ante la cerrazón y dogmática postura morenista, prevalece la incertidumbre, ya que permea en ese ambiente que está inconcluso el trámite de reincorporación del personal al que se le quiere arrebatar su chamba por enchílame otras, aunque a fin de cuentas este viernes podremos constatar si a fin de cuentas la CRICP hizo valer o no su autoridad.

De pronóstico reservado las consecuencias de este nuevo encontronazo principalmente entre MORENA por un lado y el PT y el PES por el otro, ya que como decíamos, negados al diálogo político con sus pares y dados a la diatriba y extremismos, los coordinadores de los dos últimos partidos citados, fueron insultados hasta la ignominia, destacando los homofóbicos ataques y descalificaciones que a través de redes sociales ha desparramado el “intelectual” Erich Moncada en contra del coordinador de la bancada del PT, quien en conferencia de prensa de plano lo eliminó como eventual coordinador de comunicación social del Congreso tal como pretende imponerlo MORENA.

Erich Moncada

La verdad es que nos extrañó la sólida posición de Montes Piña en la sesión de este jueves, ya que desde que en la CRICP, la Castro y Matrecitos lograron incluir en el orden del día el punto de nombramientos de nuevos funcionarios, advirtió que lo hacía en contra de sus principios como sindicalista y solo para no propiciar rupturas en la coalición, destacando la clase de ilustrada que dio a sus otrora coaligados respecto a lo que representa la propuesta de Andrés Manuel López Obrador.

De a cuerdo a la redefinición de Yumiko Palomares, MORENA recupera ese onceavo diputados y el PES regresa a sus cinco, aunque advertimos posible ajuste a 10, por la actitud crítica y evidentemente nada conforme con las actuaciones de sus compañeros de bancada a Luis Armando Colosio, de los pocos pensantes y preparados de por esos rumbos y al que no hay que descartar el que pinte su raya para no ser parte del tiradero, aunque en su caso, en caso de formalizar su separación, no sería para sumarse a otro grupo parlamentario.

Luis Armando Colosio

Y así las cosas, de los 21 diputados de origen que prospectaba un fantástico bloque completado por María Dolores del Río del MC para disponer de la mayoría calificada, ahora MORENA por sus continuadas torpezas, enfrenta el cercano riesgo de ni siquiera tener amarrada la mayoría simple.

En fin, lo que ocurre con esa bancada puede ser sintomático a la presencia de rémoras del calibre de Servando Flores, burócrata del PRD y fallido impulsor de cuanto proyecto político emprenda y quien ante las regazones de sus asesorados, sólo atinó a responsabilizar de tales dislates al hábil operador y legista, Miguel Angel Haro, mano derecha del diputado Lizárraga, y que decir de Reynaldo Millán, otro asesor de MORENA, también corresponsable de lo que ahora es el PRD en Sonora.

 

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *