Del infartado corazón azul, a la molotov de salva

Nota publicada el dia: 2018-06-27 | Por Arturo Soto Munguía

Los millenials no lo recuerdan, pero en el verano de 2003, en plena recta final de la campaña por la gubernatura de Sonora, a algún “genio” del incipiente marketing electoral se le ocurrió que para definir la elección había que “enfermar” al candidato del PAN, Ramón Corral Ávila echando mano de una “fake news” según la cual, el empresario de la refrigeración había sufrido un infarto.

 

Los culpables de ello, según la “estrategia” llamada “Corazón Azul” eran los priistas y sus constantes ataques a Corral Ávila, que en esos días se encontraba en un empate técnico con el candidato del tricolor, Eduardo Bours Castelo.

 

La idea era promover el “voto de lástima” hacia un candidato gravemente enfermo, lo cual correría a cargo de su esposa, July de Corral quien saldría a dirigir un mensaje en televisión, llamando a los sonorenses a orar por la salud del enfermo, lo cual sería un “tiro de tres puntos” para definir la elección a su favor, como lo calificó en su momento el jefe de prensa de la campaña, Vicente Sagrestano Alcaraz, a quien algunos adjudican la autoría de tal estrategia.

 

El broche de oro sería mostrar a Ramón Corral, entonces de 62 años, el día de la elección acudiendo a emitir su voto a las urnas, como una especie de “Renacido” triunfal.

 

Pero el documento que contenía tan “brillante” idea se filtró al equipo de Eduardo Bours, haciéndolo público y revelando las perversidades con la que los panistas pretendieron ganar esa elección, lo que finalmente se les revirtió y el resultado fue un apretado triunfo del cajemense, por apenas un punto de ventaja.

 

El resultado fue impugnado en tribunales electorales, que finalmente dieron el triunfo a Eduardo Bours. Corral Ávila fue designado por el entonces presidente Vicente Fox Quezada, en cuya campaña había fungido como coordinador de finanzas. Con él se llevó a varios personajes que 12 años después, regresarían por su pedazo de fama: Roberto Romero López, Agustín Rodríguez y los hermanos Neblina Vega, entre otros que usted ha de recordar bien en su paso por el gobierno de Guillermo Padrés.

 

Siempre he sostenido que el PAN no necesitaba esas marrullerías perversas para ganar. La tendencia electoral desde 1991, cuando Manlio Fabio Beltrones arrasó a un respetado pero ya muy cansado Moisés Canale, iba a la baja dramáticamente, mientras el PAN iba en ascenso.

 

Y en 2003, el candidato del gobernador Armando López Nogales era Alfonso Molina Ruibal y no Eduardo Bours, quien la disputó en una elección interna, ganándosela en su papel de candidato “rebelde”.

 

Pero esa elección dejó muchas heridas abiertas en los tricolores, que a la postre se tradujo en el apretadísimo resultado con el que Bours se hizo de la gubernatura. Probablemente el llamado “tiro de tres puntos” terminó modificando el marcador, pero en contra de Ramón Corral, al quedar descubierta la maniobra.

 

Viene a cuento esta breve digresión para contextualizar lo que pudo haber sucedido ayer con el presunto atentado contra la candidata de Morena a la alcaldía de Hermosillo, Célida López Cárdenas, que ha atraído para su causa a varios personajes del padrecismo, incluyendo al Vinko Sagrestano y su tío Javier Alcaraz; Enrique Morales y Luis Plascencia, que operan encubiertos, a diferencia de otros como Francisco Vazquez, que lo hace abiertamente, de acuerdo con fuentes del propio PAN, donde no les guardan mucha estima, por obvias razones.

 

Célida López denunció ayer que mientras se encontraba en una entrevista de radio, manos extrañas arrojaron contra su auto una bomba molotov, misma que rebotó y cayó al pavimento y se rompió pero no estalló.

 

Condenable, por donde quiera que se le vea, un hecho de esta naturaleza, tanto si provino, como asegura la candidata, desde sus adversarios políticos, como si vino de sus propios estrategas, como parece ser la percepción más generalizada que se recogió ayer mismo en redes sociales, debido a lo extraño del suceso.

 

Las autoridades tienen la obligación de aclarar estos hechos, que vienen a enturbiar estos últimos días de la contienda electoral.

 

Si el ‘bombazo’ vino de sus adversarios políticos, grave. Si vino de sus propios ‘estrategas’ para victimizar a la candidata, al mejor estilo del “tiro de tres puntos”, igualmente grave.

 

En un contexto de violencia que en el país registra más de 115 homicidios de candidatos, precandidatos, funcionarios electorales y servidores públicos, jugar con fuego es muy peligroso, especialmente si esto va más allá de una metáfora.

 

En Sonora, afortunadamente no se han registrado hechos fatales relacionados con la contienda electoral, salvo el del asesinato del ex alcalde de Ónavas, Manuel Carlos Munguía Estrella, esposo de la candidata de Morena a esa presidencia municipal, que fue “levantado” y ejecutado por un comando de sicarios. Tanto el PAN, como el PANAL y Morena han guardado silencio sobre este caso, que tuvo todas las características de un ajuste de cuentas del narcotráfico.

 

II

 

En otro orden de ideas, pero a propósito de otros hechos de violencia que se han registrado en Sonora, y particularmente en Hermosillo en los últimos días (robos a tiendas departamentales, casas y autos, asaltos y demás), el secretario de Gobierno ofreció ayer una rueda de prensa para abordar el tema.

 

Miguel Ernesto Pompa Corella sostuvo que hay grupos foráneos de delincuentes que han llegado a Sonora para sembrar miedo en la población e incidir de alguna manera en el proceso electoral, generando un ambiente de inestabilidad.

 

Expuso que las autoridades están trabajando para ofrecer a los ciudadanos un ambiente de tranquilidad en vísperas de la jornada electoral, pero “hay personas que buscan la empatía de los ciudadanos a costa de sembrar el miedo, con sucesos que hasta ahora habían sido ajenos a Sonora.

 

Por ello, hizo un llamado a los partidos políticos, a candidatos y a sus colaboradores, a apostarle a la unidad y al trabajo a favor de los sonorenses, y a los ciudadanos, a no caer en estas campañas de miedo, a confiar en las instituciones de seguridad y procuración de justicia, que están haciendo su trabajo.

 

III

 

Y como no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se llegue, este miércoles concluyen las campañas electorales, y los candidatos y candidatas de todos los partidos políticos están cerrando con todo la recta final.

 

Impresionante, la convocatoria que tuvo en Cajeme la candidata al senado Sylvana Beltrones, sobre todo porque se había hablado mucho de que esa plaza le era hostil, pero evidentemente no es así. Las imágenes no mienten. SU compañero de fórmula, Maloro Acosta cerró en Navojoa y Huatabampo donde también tuvo eventos masivos.

 

La fórmula del PAN cerró en Empalme, donde Antonio Astiazarán y Lety Cuesta llenaron la emblemática plaza del Tinaco, mientras los de Morena, Lilly Téllez y Alfonso Durazo tuvieron una buena asistencia en la plaza Emiliana de Zubeldía, de Hermosillo.

 

Este miércoles, los candidatos de la coalición Todos por México darán el cerrojazo final en el estacionamiento del estadio Héctor Espino en Hermosillo, en lo que se espera un evento multitudinario, pues estarán todos los candidatos: al senado, a las diputaciones federales y locales, y a la alcaldía.

 

Por cierto, una de las candidatas que mayor optimismo proyecta es Kitty Gutiérrez Mazón, que desde el inicio de la campaña y hasta el cierre, se ha mantenido a la cabeza en todas las encuestas y ya se hace regresando a su curul en el Congreso del estado, ahora por el distrito VI.

 

He podido constatar personalmente la empatía que tiene con los ciudadanos en sus recorridos por las colonias, especialmente con un par de temas que constituyen parte fundamental de la agenda de la candidata: legislar para combatir la inseguridad pública y en materia de prevención y combate a las adicciones.

 

Hermosillo y Cajeme, los dos municipios más grandes del estado y donde se encuentran nueve de los 21 distritos electorales son plazas donde los tricolores han puesto especial atención para contener la ola Peje, con buenos candidatos y mucho trabajo: Pano Salido, Flor Ayala, Ulises Cristópulos, Vicente Solís, Kitty Gutiérrez y Oscar Cano en la capital; Brenda Jaime, Denisse Navarro y Omar Guillén aparecen liderando las encuestas y ya veremos cómo les va el próximo domingo.


En las diputaciones federales, Iris Sánchez y David Palafox en Hermosillo, así como Anabel Acosta en Cajeme también aparecen con ventaja.

 

Ya veremos cómo funciona la maquinaria en el día D.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx  

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *