Cuando la perra es brava…

Nota publicada el dia: 2018-06-22 | Por Samuel Valenzuela

Contradictoria situación interna vive la nomenclatura del PAN en Sonora, ya que producto de una denuncia al calor de las contiendas para elegir nueva dirigencia en el 2016, su exdirigente estatal, Juan Bautista Valencia y el director general de recursos humanos en el Gobierno de Guillermo Padrés, Miguel Méndez, fueron detenidos por la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales.

La detención de uno de los 12 apóstoles del corrupto ahora asilado en el Reclusorio Oriente, ocurrió este viernes y en principio se consideró que la acción judicial fue derivada de la indagatoria por la fraudulenta operación de compra-venta a precio de regalo, de un predio de alta plusvalía den el Vado del Río y que la comuna capitalina la reclama como patrimonio de los hermosillenses.

Monigote de los Padrés y de los Dagnino, tiene meses sobre la cuerda floja por ese asunto, pero a fin de cuentas la liebre saltó por otro lado, haciendo bueno el refrán de que cuando la perra es brava hasta los de casa muerte, ya que por lo visto, la Fiscalía lo considera presunto responsable del desvío de alrededor de 400 millones de pesos de cuotas retenidas a militantes del PAN que trabajaron en la administración pública estatal 2009-2015.

Ese tema fue subido a la opinión pública a mediados del 2016, cuando el entonces dirigente estatal del PAN, Leonardo Guillén interpuso la denuncia correspondiente, en el marco de los jaloneos del proceso interno para elegir a la dirigencia estatal y con el propósito de bajar con dura pescuezada a Adrián Espinoza, contendiente adversario de David Secundino Galván y evidentemente no del agrado del entonces segundo de a bordo del CEN panista, Damián Zepeda.

Leonardo Guillén

El autor de la tragicomedia “Cuervos apocalípticos de la desesperanza”, fue durante el padrecismo la firma fuerte de la Asociación Civil Fuerza Sonora, supuesta instancia receptora del monto de las cuotas retenidas a funcionarios públicos vía la dirección General de Recursos Humanos, dato que al menos así lo estableció Guillén en su denuncia.

Además de Espinoza, como presuntos responsables de ese desvío de recursos, también fueron señalados Alejandro López Caballero, Carlos Villalobos Organista y Mario Cuen, sucesivos titulares de hacienda durante el padrecismo y el otro, tesorero general, incluyéndose además a la actual diputada local Lisette López y Raúl Herrera Sánchez, operadores cercanos a Espinoza en Fuerza Sonora AC..

No tenemos la menor idea si una cosa tenga que ver con la otra, pero da la casualidad de quela detención y reclusión de Valencia y Méndez en el Cefereso 1, se dio a conocer casi de forma simultanea al anuncio del dirigente municipal del PAN, Jesús Ramón Díaz, respecto al inicio del proceso de expulsión del PAN en contra del ya citado López Caballero, a quien le atribuyen apoyar de forma abierta al candidato del PRI a la alcaldía de Hermosillo, el popular Pato de Lucas.

Hay que recordar que luego del ríspido proceso interno aludido donde emergió como dirigente estatal del blanquiazul el fugaz y perecedero David Galván, López Caballero fue el horcón de en medio de la campaña de Espinoza, y en el equipo jurídico de respaldo a ese proyecto, estaba Pedro Pablo Chirinos, ahora fiscal electoral de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Adrián Espinoza

Como decíamos, no tenemos idea si una cosa tenga que ver con la otra, resultando complicado entender como un asunto de desvío de recursos, así sea en perjuicio de un partido político, sea materia para la fiscalía a cargo de Chirinos y cómo es que el jurista veracruzano dio el zarpazo contra Valencia, cuando éste sin duda derivará culpas y responsabilidades contra sus otrora asociados partidistas.

Es por lo anterior que tenemos la impresión que las imputaciones contra Valencia van mucho más allá del desvío y desaparición de cuotas retenidas a la burocracia estatal panista y que podríamos ser testigos del llamado efecto dominó en los siguientes días.

De hecho, en el marco de la misma indagatoria, desde Guaymas reportan que también fue detenido Douglas Taylor Dueñas, quien se venía desempeñando como oficial mayor de la administración del Lorenzo de CIMA, dejándonos la idea de que el citado es cercano a Adrián Espinoza y a la operación administrativa de la Asociación Fuerza Sonora, aunque estamos checando el dato.

Y por lo visto por rumbos de Alejandra López Noriega andan más enredados que nosotros, ya que al conocer la detención de su exdirigente estatal, emitieron un posicionamiento bastante crítico en contra de la acción judicial, infiriendo “abuso de poder por parte del PRI-Gobierno hacia opositores a través de la procuración de justicia”, y que “de no aclararse a la brevedad, sólo demostrarán el manejo de la procuración de justicia con fines políticos”.

Alejandro López Caballero

De inicio, obvio que para la López Noriega, la detención del de Granados se debió a sus transas para apropiarse de terrenos en el Vado del Río y no por un conflicto legal de familia, iniciado y promovido por sus compañeros de partido y que pudiera alcanzar a varios más y no sólo a Valencia, porque como se sabe, en la operación de los recursos financieros de la Asociación Fuerza Sonora tenían manos libres Roberto Romero, John Swanson, Tamo Terán y otros lugartenientes del capo mayor.

Cuando Guillén hizo la denuncia sobre la desaparición de esos alrededor de 400 millones de pesos producto de cuotas retenidas, López Caballero desestimó los señalamientos en su contra al asegurar que dichos recursos fueron derivados de acuerdo a los conductos institucionales al área de finanzas del CDE y que era ahí donde debería de investigarse para determinar identidades de quienes los gastaron.

Tenemos entendido que Valencia salió horas después bajo fianza, aunque tal auto habría que ser confirmado, sin descartar que ya encabritado por que lo sacaron a un baile por demás extemporáneo y del cual ya se sentía excluido, decida soltar toda la sopa respecto al destino de tanta lana y se lleve entre las patas, incluso al ahora dirigente nacional del PAN, el ya mentado Damián Zepeda e incluso a Javier Gándara Magaña, como probables receptores de una buena parte de esos 400 millones de pesos.

Respecto al proceso de expulsión del PAN contra el otrora poderoso titular de hacienda y alcalde consentido del padrecismo, pues de concretarse ese amago, no afectan en gran medida a ese partido ni a nadie, toda vez que el citado se dice en el semiretiro político y su participación en dicha área se concreta a lo que requiera su cercana relación con el poblano Rafael Moreno Valle.

Pedro Pablo Chirinos

Por supuesto que no descartamos sea verdad el señalamiento que se le hace de apoyar a la propuesta de Ernesto de Lucas Hópkins, primero porque el mentado no es tonto y sabe por dónde se perfila el éxito político-electoral, y segundo, porque fue vituperado por Myrna Rea, en sus primeras declaraciones luego de ser ungida como candidata a la alcaldía de Hermosillo.

Lejos aquellos días cuando López Caballero era el coordinador de la campaña de Adrián Espinoza en el proceso interno panista que a fin de cuentas ganó David Galván, cuya coordinadora de campaña fue nada más y nada menos la feroz defensora de la corrupción padrecista, Célida López, esa que un ocurrente la trae de candidata de MORENA a la alcaldía de Hermosillo.

Pues mientras unos capitostes del PAN siguen chapoteando en el trochil padrecista y otros lo hacen en el trochil que les instalaron en MORENA, los de la otra esquina, al menos en Hermosillo lucen más amalgamados y unidos que nunca frente al compromiso electoral del domingo 1 de julio.

Excelente el mensaje de la gráfica donde aparecen Sylvana Beltrones, Ernesto de Lucas, Flor Ayala, Kitty Gutiérrez, Iris Sánchez, David Palafox, Ulises Cristópulos, Oscar Cano, Vicente Solís y Epifanio Salido, protagonistas de la más intensa campaña electoral de la historia de Hermosillo, mientras sus adversarios unos se ocupan en hacerse pedazos entre sí y otros se contentan en surfear sobre la inercial ola AMLO y acariciar un perrito para mostrar que no todo en ella es odio, amargura y encono.

Epifanio Salido

A propósito del Pano Salido, vaya su gran aportación a las campañas del PRI y aliados que se resume en la popular consigna “Los ladrones a la cárcel”, que ya como propuesta es reconocida como la Ley Pano, sólo en Hermosillo ha recibido el apoyo de poco más de 21 mil capitalinos de carne y hueso, con cara y cabalmente identificados que sumaron su firma  para que se reforme lo que se deba reformar, para que se aplique prisión preventiva oficiosa a los ladrones de negocios, casa habitación y automóviles.

A esa propuesta de tan profundo sentido popular, la candidata al Senado reforzó con la propuesta de reforzar la protección de las víctimas del delito a través de la legítima defensa, así como endurecer sanciones penales contra el delito de la violencia intrafamiliar, banderas asumidas por toda la fórmula del PRI-Verde-Panal en todo el estado.

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *