Noticias desde CEDO

Nota publicada el dia: 2018-06-10 | Por Redacción

Cada año, el 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos, instituido por la Asamblea General de la Naciones Unidas en el año 2009, en atención a una valiosa iniciativa de Canadá. Como casi todos sabemos, los océanos dan vida al conjunto de agua más extenso de nuestro planeta Tierra, abarcando y envolviendo con su mágico misterio más del 70 % de la superficie terrestre, en movimiento eterno, generando energía, creando vida y ¿por qué no decirlo? muchas veces destrucción con su indescifrable poder.

 

"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano"(Arthur C. Clarke)

Existen tres grandes océanos en nuestro mundo, el Atlántico, el Índico y el Pacífico, los cuales dividen y unen los continentes; así como dos océanos menores cuyos nombres son el océano Ártico y el Antártico.

 

"Miles han vivido sin amor, ni uno sólo sin agua" (W. H. Auden)

Es importante saber que los océanos son primordiales para la existencia de todas las especies que habitan la Tierra, especialmente la nuestra como seres humanos. Paradójicamente, somos la especie humana quiénes más afectamos con prácticas negativas de tipos diversos nuestros mares. Debemos crear conciencia de que los océanos son una ¿inagotable? fuente de materia prima, minerales y recursos alimenticios gracias a la cual existimos como planeta y de la cual venimos. Los océanos y mares son un valioso recurso energético del que extraemos materiales como el gas o petróleo, sin olvidar que de nuestros mares se puede crear energía renovable gracias a la fuerza de los movimientos marítimos y corrientes submarinas. Al igual que los bosques y selvas, los océanos producen gran parte del oxígeno con el que cuenta nuestra atmósfera terrestre, absorbiendo también el exceso de calor del planeta y regulando los efectos del tan mencionado y temido cambio climático.

 

"Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano"

(Isaac Newton)

Los océanos y sus mares han sido y seguirán siendo importantes e indispensables para la historia de la humanidad, generando comunicación, desarrollo, trabajo, actividades económicas prósperas, industrialización, conocimiento, comunidad, riqueza, convivencia. Por estas razones y muchas más y atendiendo la relevancia insustituible de los océanos para la vida humana y en general la vida natural en nuestro planeta, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (por sus siglas CNUDM, aprobada el 30 de abril de 1982 en Nueva York, E.U.) ha buscado proteger y regular el desarrollo sostenible de los océanos, considerando siempre el impacto ambiental, social y económico que el uso de sus recursos ha y sigue generando.


El Centro de Estudios de Desiertos y Océanos, CEDO, acorde a todos estos esfuerzos internacionales, durante 38 años ha trabajado vigorosamente por difundir la importancia de los océanos a través de sus programas, informando, educando y fomentando el respeto y amor hacia ese ente enigmático y sustancial que nos envuelve con su indómita profundidad y extensión. Mediante una diversidad de proyectos en colaboración con las comunidades del Alto Golfo de California, investigadores y autoridades, CEDO ha buscado y luchado al lado de hombres, mujeres, jóvenes y niños por afinar y profundizar en esa conciencia de cuidado y respeto que en mayor o menor grado todos tenemos, a través de importantes esfuerzos  como el Certamen Ambiental, su Campamento de verano Pies Mojados, la Manifestación de Impacto Ambiental o actualmente el Corredor Biológico y Pesquero, Puerto Peñasco-Puerto Lobos, por mencionar sólo algunos; “fomentando comunidades activas y ecosistemas resilientes, integrando gente, conocimiento y soluciones”, como bien lo enuncia su misión.


Celebremos juntos entonces, en su día y siempre, la bella y misteriosa eternidad que representan los océanos.

 

Fuentes:

www.un.org

www.laprovincia.es

 

Para obtener más información e involucrarse, haga clic aquí:


http://cedo.org/es/un-brindis-por-el-oceano/

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *