Meade en Sonora. Se despejan unas dudas y surgen otras

Nota publicada el dia: 2018-01-27 | Por Arturo Soto Munguía

En el salón de eventos Partenón, el abrazo de la unidad, el sonoro espaldarazo, las palabras del precandidato que ahuyentan los fantasmas de la deserción y la ruptura: estoy arropado por Manlio Fabio Beltrones desde hace muchos años. Estoy orgulloso de ser su amigo. Es un político talentoso, generoso, de compromisos y con visión de Estado.

 

Y así diciendo, el precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade despejaba las naturales dudas que surgieron desde que la asamblea nacional del PRI botó los candados que impedían a un no-militante asumir la candidatura, y Manlio había esbozado una retórica oposición, guardando distancia de esa postura, a la que terminó plegándose. Ayer, el de Villa Juárez explicó que la votación en la asamblea fue unánime.

 

Por la mañana, una columna del diario El Universal había difundido la especie de que Manlio Fabio Beltrones rompería con el PRI y su precandidato, por las diferencias con el grupo compacto de Meade. Que se iría a Morena, también decía.

 

Los rumores tenían asidero en el hecho de que hasta ayer, no se había publicado una sola imagen en la que aparecieran juntos. La vez anterior que Meade estuvo en Hermosillo, Manlio no pudo asistir por un asunto familiar. Falleció su suegra.

 

Pero ayer se acabaron dudas. El precandidato fue más que efusivo en sus alusiones al sonorense, y éste le devolvió la cortesía: “Coincido con él en que la gente, los mexicanos ya están cansados de tanto pleito y conflicto, y que lo que se necesita es alguien que tenga una muy clara idea de cómo construir un mejor futuro para México y creo que dentro de ello, no tenemos duda, el más preparado y el más talentoso es el doctor José Antonio Meade. Yo en lo personal no tengo ninguna duda en donde estará mi voto, que será por él”, dijo Manlio.

 

“Mi lealtad está siempre del lado de mi partido y mi voto del lado de José Antonio Meade”, subrayó a su arribo al encuentro organizado por la Fundación Colosio con académicos, investigadores, rectores de universidades, empresarios y sociedad civil, para delinear su propuesta en materia de desarrollo sustentable.

 

Pero en el aire estaban otros temas, más relacionados con los últimos acontecimientos, especialmente los relativos a la integración de la fórmula del PRI al senado de la República en la que se decidió, tras largas y nada sencillas negociaciones, que la encabezara Sylvana Beltrones y Maloro Acosta, dejando fuera a otros aspirantes como Pano Salido, Rogelio Díaz Brown y Antonio Astiazarán.

 

Este último viajó desde Ciudad de México acompañando a su amigo Pepe Meade, y antes había advertido que renunciaría a su cargo en la jefatura de la oficina del titular de Sedesol federal, para inscribirse en la contienda. A su llegada a Hermosillo ratificó el dicho y este sábado al filo del mediodía acudirá al PRI para presentar su solicitud, exigiendo una contienda interna, yendo en sus aspiraciones  “hasta donde tope”.

 

Muchas versiones circularon al respecto, desde aquellas en el sentido de que se trataba de “un pleito arreglado”, que ya habían negociado con el guaymense para que fuera como suplente del Maloro, o que ocuparía un lugar privilegiado en la lista de candidatos plurinominales a la cámara federal.

 

La aspiración de Antonio Astiazarán incorpora un ingrediente que pone de nueva cuenta en relieve la democracia interna a la hora de seleccionar candidatos. No es la primera vez que sucede y la historia está llena de casos en los que todo comienza con la inconformidad y termina en renuncias, algunas épicas como como aquellas del 87 que derivaron en la formación del Frente Democrático Nacional que luego se convirtió en PRD y de donde surgió Morena.

 

En Sonora, el caso más reciente y más importante que se recuerde, fue el de Ernesto Gándara en 2009, cuando impugnó la designación de Alfonso Elías Serrano como candidato del entonces gobernador Eduardo Bours Castelo. Exigió ir a la elección interna, y el partidazo, siempre controlado por su jefe nato, en este caso el gobernador (en 2009 no había presidente de la república priista), lo arrolló con el peso del aparato.

 

Victoria pírrica, pues el abuso de poder dejó una estela de resentimientos que a la postre, derivaron en la derrota de Alfonso Elías y el malhadado triunfo de Guillermo Padrés, hoy en la cárcel.

 

No digo que este sea el caso de Toño Astiazarán, pero tampoco descarto que si los priistas no aprendieron la lección y repiten la historia, podrían poner en riesgo lo que hasta hace unas semanas se perfilaba como una elección sin mayores complicaciones, frente a un PAN en la lona y un Morena que no termina de cuajar.

 

Porque no es el único tema que el priismo debe resolver a partir de los acontecimientos relacionados con la designación de candidatos. La fórmula al senado despertó resquemores también en Cajeme, donde se sienten relegados y reclaman ser tomados en cuenta. Cajeme es el segundo municipio en importancia electoral y un importante semillero de votos que pueden decidir una elección.

 

Allí la más fuerte corriente del priismo, encabezada por Ricardo Bours están proponiendo al diputado federal Abel Murrieta como candidato a la alcaldía y han advertido que si no es él, los apoyos podrían derivar hacia otras opciones, señaladamente la que encabeza Rodrigo Bours, hermano de Ricardo que compite como independiente.

 

El prólogo del primero de julio 2018 en Sonora pues, apenas se está escribiendo.

 

Conversamos ayer brevemente con el dirigente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez y lo notamos sumamente tranquilo y confiado en las vías institucionales para resolver conflictos internos.

 

A Beltrones se le preguntó su opinión sobre la fórmula al senado, y dijo que no hay que adelantarse a los tiempos, pues el pre registro será hasta este sábado.

 

Por lo pronto, tanto Sylvana Beltrones como Malor Acosta solicitaron licencia a sus cargos como diputada federal y como alcalde de Hermosillo, respectivamente, para estar en condiciones de registrarse.

 

En los próximos días, habremos de asistir también a la renuncia de Julissa Bojórquez a su cargo como directora del Registro Civil en Sonora, pues la hija del líder histórico de la CTM en Sonora, Pancho Bojórquez Mungaray es la suplente de Sylvana en el Congreso federal.

 

En el Ayuntamiento de Hermosillo, mientras tanto, el cabildo aprobó la solicitud de licencia del alcalde Maloro Acosta y la asunción de Angelina Muñoz Fernández como presidenta municipal interina.

 

Vienen días de mucho movimiento, así que hay que estar pendientes.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *