¡Qué chulada de justicia!

Nota publicada el dia: 2017-12-13 | Por Samuel Valenzuela

Notables los esfuerzos de profesionales de la abogacía y de representantes populares para hacer adecuaciones y reformas a leyes y códigos que subsanen lagunas jurídicas, vacíos legales y atienden reclamos de la gente decente para sacar de las calles a delincuentes mediante sanciones más severas.

Particularmente en los últimos meses se ha acentuado dicha tendencia luego de entrar en vigor el Nuevo Sistema de Justicia Penal, que como se sabe estableció un altero así de garantías en favor de presuntos delincuentes en demérito de las víctimas del delito, operando así la famosa puerta giratoria por la cual entran y en automático salen.

Muchos esfuerzos se han hecho y otros están en proceso para poner remedio a esa fuente de impunidad para unos y de frustración para otros, como son la propuesta para aplicar prisión preventiva a ladrones de autos, casa habitación y portación de arma prohibida, por parte del diputado Epifanio Salido y que este día fue aprobada por el Congreso del Estado.

Pues no estaría mal que dichos esfuerzos también se aplicaran para que se tipifique como delitos graves y merecedores de penas carcelarias sin derecho a fianza, el tráfico de influencias, desvío de recursos financieros del gobierno, falsedad de declaraciones y falsificación de documentos, con el fin de apropiarse de recursos públicos.

Epifanio Salido

De plano resulta aberrante el que al ladrón de un tambo de gas, un televisor o electrodomésticos se les aplique pena obligada de cárcel para llevar su proceso en prisión y por ejemplo goce de cabal libertad quien desfalcó a la SAGARPA y SAGARHPA e interceptó casi 200 millones de pesos que estaban dirigidos a apoyar a productores agropecuarios de la entidad.

En efecto, luego que desde mayo estuviera asilada en un centro de internamiento del departamento de Migración en Arizona, este miércoles fue deportada por Nogales la exdiputada local, furibunda militante del PAN y nueva señora deRoberto Romero López, Mónica Paola Robles Manzanedo, quien como ya se sabía, reingresó a territorio nacional blindada con un par de amparos, ya que los delitos que se le imputan no son considerados graves y no ameritan prisión preventiva.

Así tan campante, esa repelente mujer, que junto a su pareja sentimental y luego su marido, durante seis años ejerció a plenitud el poder y que como diputada local protagonizó espectáculos y episodios denigrantes a su investidura en sesiones del pleno, por sus afanes de aportar lo suyo a las imposiciones legislativas operadas desde el palacio de gobierno en perjuicio de los sonorenses.

El poder e influencia de esa nefasta pareja de delincuentes no dejó sentido a nadie e incluso aplastó a muchos de sus compañeros de partido, pero particularmente y al estilo de la caterva de rateros cercanos a Guillermo Padrés, aprovecharon sus posiciones para meterle mano a partidas presupuestales y programas de apoyo al sector agropecuario y a pequeños productores del campo.

Roberto Romero López

Asociada a su nuevo marido, esa señora fue parte de la trama para obtener apoyos de recursos federales y estatales por casi 200 millones de pesos, maquinaria, equipos para riego tecnificado; perforación y equipamiento de pozos, regularmente de los llamados programas a fondo perdido o sea sin ningún costo financiero para ellos ni obligaciones de pago.

Cientos de hectáreas rentadas y sembradas de trigo y hortalizas en el Valle del Mayo; equipamiento de hacienda cercana a La Victoria, comunidad ya casi conurbana a Hermosillo donde plantaron nogal, modificaron el curso del Río San Miguel y causaron graves inundaciones en ese sector.

A pesar de tantos agravios y daño causado a los sonorenses y al erario federal y estatal, esa mujer fue protegida con la emisión de un par de amparos porque sus delitos no son considerados graves, previéndose que igual ocurrirá con Romero López cuando también sea deportado, faltando que dicho beneficio también lo disfrute Carlos Villalobos Organista, en el marco de un ramalazo en contra de las exigencias de justicia de los sonorenses y cuya cereza del pastel sería la libertad del rata mayor, Guillermo Padrés y la prescripción de los delitos de Bernardo Campillo.

Por lo visto, una de las premisas de la nomenclatura del PAN cuando accede a puestos de gobierno es construir espacios de impunidad y ya con ello aplicarse a placer a hacer de las suyas, porque aparte de peripecias judiciales menores y manejables, luego podrán disfrutar de lo robado, fórmula que hasta ahora ha resultado muy buena, porque como se sabe, sus fortunas mal habidas siguen intactas, aunque con tendencia a la baja por los caros abogados que los defienden, pero como robaron a vastedad, ese era un gasto calculado y poco les afecta.

Iris Sánchez Chiu

Debe ser vergonzante para los del PAN el alarde de impunidad de una de las suyas este miércoles, ya que al término de la sesión, ninguno de los integrantes de la bancada pitufa quiso emitir opinión alguna, ni de defensa siquiera para la exdiputada o de Roberto Romero, a pesar de que durante la mayor parte del padrecismo, prácticamente fue el dirigente de facto de ese partido.

En efecto, este miércoles se realizó la última sesión de la 61 Legislatura de Sonora del primer período de sesiones del tercero y último año de su ejercicio legal, trámite que culminó con la instalación y elección de la directiva de la Diputación Permanente, para cuya presidencia fue electa la diputada del PAN, Angélica Payán.

Pero antes de dicho protocolo, bueno el punto de la diputada Iris Sánchez Chiu al ser aprobada su propuesta que crea la Ley de Sanidad Vegetal e Inocuidad Agrícola para el Estado de Sonora, cuyo articulado y contenido fue producto de laborioso trabajo de consenso y recopilación de opiniones e ideas de representantes del sector agropecuario privado y social de la entidad a través de foros de consulta en las distintas regiones agrícolas.

Por ahí divisamos a Julio César Corona, secretario de Sagarhpa; a Jorge Guzmán Nieves, delegado de Sagarpa; Juan Leyva Mendivil, subsecretario de Sagarhpa; Jorge Mazón, presidente de AOANS; Carlos Baranzini, director de Productora de Nuez; Baltazar Peral, presidente de la AOASS; Carlos Ramos Bours, director de Citrícola del Yaqui; Giberto Salazar, director de Videxport, entre otros capitostes del campo sonorense, que fueron a apoyar a la joven legisladora, que como se sabe, está perfilada para ocupar una curul federal en San Lázaro representando el distrito 05.

Por cierto y a propósito de enchiladas, por ahí saludamos al diputado David Palafox Celaya, pintadito para abanderar al PRI para que los habitantes del distrito electoral federal 03 sean representados de forma decente en la cámara baja del Congreso de la Unión, luego de concretarse el irremediable fiasco del nefasto panista Javier Neblina.

Raúl Guillén López

Por lo demás, quedó concluido el proceso de integración de la estructura administrativa del Sistema Estatal Anticorrupción, al ser designado como Secretario Ejecutivo Raúl Guillén López, de una terna conformada por Esmirna Lizbet Gallardo y Jorge Eduardo González, quienes a su vez obtuvieron las más altas puntuaciones, de 11 aspirantes, para determinar el mejor perfil para dicho puesto.

Bien por el profesional de las leyes, que se reincorpora a una posición de buen nivel, luego de su frustrada aspiración de ser rector de la Universidad de Sonora y antes, su exitosa gestión para poner a esta entidad al día en la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Y como nunca sobrarán medidas ni recomendaciones para atender las exigencias de honestidad que como marca tiene la gobernadora Claudia Pavlovich en su equipo de trabajo, bueno el que el contralorMiguel Angel Murillo les recuerde la prohibición de usar recursos públicos para celebraciones, posadas y regalos con motivos de las fiestas de fin de año.

Miguel A. Murillo

Por aquello de no te entumas y de olvidos, el estricto y quisquilloso contralor estatal dio leída de cartilla en boletín oficial, en el cual ratifica el propósito de desarraigar la costumbre de funcionarios públicos de recibir regalos y darlos con cargo mal erario o sea que si cualquiera del gabinete es afectado por el afecto o cariño propio del espíritu navideño y quiere demostrar dicho estado de ánimo a sus semejantes, deberá hacerlo con cargo a su peculio o sea, los costos de la fiesta, desayuno, comida o cena, así como regalos, no podrá cargarlos al presupuesto de la dependencia a su cargo.

Y si los afectos de los ciudadanos hacia ellos se reflejan en presentes y regalos, primero deberán rechazarlos y si ya de plano les resulta imposible, deberán remitirlos a la Contraloría para que sean destinados a organismos de beneficencia social, y si no lo hacen así, las sanciones serán desde una amonestación, suspensión y hasta la inhabilitación.

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *