Aberrante fallo judicial

Nota publicada el dia: 2017-11-01 | Por Samuel Valenzuela

Sólo a sus familiares y cómplices pudiera ocurrírseles festinar el resolutivo del magistrado Alberto Roldán Olvera, juez Quinto de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, que ampara a Guillermo Padrés de las imputaciones por delincuencia organizada.

Ese juez ampara, no absuelve al corrupto exgobernador de Sonora, aunque de todas formas le da un canillazo, de esos tan tradicionales en el sistema judicial de México cuando se trata de proteger a delincuentes de cuello blanco a través de carretadas de dinero, y ocurre con todo descaro.

Aparte de la lana que Roldán Olvera recibió de la defensa del ratero, se ignoran los elementos con que fundamentó otorgar ese amparo, porque para los comunes mortales, la opinión pública y para los mismos panistas, hay un altero así de evidencias que exhiben a Padrés como concertador de voluntades, organizador de actos delictivos en contra de la niñez escolar sonorense y el sector educativo.

Incluso, uno de los integrantes de esa banda, Mario Aguirre, ya reconoció como buena la imputación de delincuencia organizada, al ofrecer la reparación del daño o sea entregar a la PGR alrededor de tres millones de dólares, cuando además está plenamente comprobada la creación de todo un sistema operativo para apropiarse y mover al menos 40 millones de pesos al año a partir del 2010 y hasta el 2014, en perjuicio de los presupuestos asignados al Programa de Uniformes Escolares.

Mario Aguirre

Así lo niegue el mentado juez, Padrés y su pandilla se organizó muy bien para ese latrocinio, con apertura de empresas fantasmas en Holanda y Nueva Zelanda, además del fraudulento entramado para regresar esos recursos al sistema bancario mexicano con propósitos de blanqueo.

Resulta aberrante el fallo judicial emitido que favorece al político más corrupto de la historia de Sonora y lo peor, que sus familiares y/o cómplices pretendan utilizarlo como prueba de inocencia, como si los sonorenses no tuviéramos memoria y no recordáramos las millonarias inversiones en el Rancho Pozo Nuevo; en su palacete en la zona de San Pedro; sus caballos pura sangre; la vida de jeques árabes que se dio esa caterva de mañosos, y lo más importante, el lamentable estado en que dejaron todas las áreas del gobierno estatal y sus efectos en la calidad de vida de los sonorenses.

Este juez Roldán Olvera es toda una fichita a pesar de haber recibido su nombramiento a penas en el 2013 su nombramiento, destacando en su trayectoria el caso sin precedentes de haber detenido la consignación de una investigación en proceso en contra de la maestra Elba Esther Gordillo, prohibiendo a la PGR a no girar más órdenes de aprehensión contra la exdirigente del SNTE, además de amparar y ordenar hace casi un año, la liberación de Elvis González Valencia, operador financiero del Cartel Jalisco Nueva Generación.

O sea, Padrés, su defensa encabezada por Antonio Lozano y demás mafiosos de esa familia del crimen, se saben mover muy bien en el submundo del crimen organizado, de la delincuencia organizada.

Pues entre abogados te veas, porque su juramento como profesionales de la ley no los abstiene de proteger o al menos intentar proteger a delincuentes, alegando causas garantistas que van a corriente de los derechos y del interés de los ciudadanos y en favor de su eventual clientela de cuello blanco o de cuello percudido, que para el caso es el mismo.

Epifanio Salido

Vean ustedes cómo presuntos santones del derecho de esta región andan exhibiendo sus impudicias porque se han rasgado sus vestiduras a causa de la propuesta de reforma al Código Penal promovida por el diputado Epifanio Salido Pavlovich, con el fin de que responsables de robos domiciliario, de negocios, automóviles, extorsión y portación de arma prohibida, se les aplique prisión preventiva y dejen de disfrutar la puerta giratoria que en principio les regaló el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Pues hasta la Barra Sonorense de Abogados y el área de Investigaciones Jurídicas del Posgrado de Derecho de la Universidad de Sonora, fueron arrastrados a la sinrazón de oponerse al más puro sentimiento popular que sufre del embate de la delincuencia y ve con agrado que por fin el ratero sorprendido este día desvalijando una casa, un auto o que atacó a vecinos con machete, mañana no ande rondando la colonia.

Como estos presuntos santones del derecho pueden alegar presunción de inocencia en casos de evidente flagrancia y peor tantito, como esos jurisconsultos ignoran que lo que los diputados votan en cualquier proyecto de ley, son los artículos, agregados, modificados, etc. y que los considerandos o exposición de motivos son solo reflexiones que acuerpan una propuesta de reforma o sea, pretender refutar considerandos es cosa de tontos.

Como sea, luce muy extraño el material informativo, que a manera de gacetilla muy bien pagada que publica el imparcial –con minúsculas—pretende acotar y dejar sin efectos la esperada decisión de endurecer sanciones contra los delitos antes citados, no faltando que se trata ni más ni menos de fuego ni tan amigo enderezado contra “El Pano”, por su condición de perfilado a ser parte de la fórmula del PRI Sonora al Senado de la República.

David Palafox

Es que con esa propuesta, al coordinador de la bancada del partido en el gobierno le ha ido muy bien e incluso ha atraído las simpatías de segmentos del empresariado estatal no afines a su partido, no se diga de parte de liderazgos de la sociedad y de las colonias populares. Es más, el diputado promovente ya ganó la simpatía popular se apruebe o no su iniciativa, quedando al margen de la posición de un segmento de abogados que más que nada parecen cuidar a su eventual clientela.

Está dura la contraofensiva mediática para anular esa propuesta, así como la otra ya aprobada que regula la operación de casas de empeños, yunques y recicladoras, con argumentos francamente absurdos que con singular alegría se multiplican desde espacios radiofónicos, tal como nos tocó escuchar este miércoles en el marco de una entrevista que le hicieran al diputado promotor de esa reforma, David Palafox Celaya.

Ahora resulta que de acuerdo a retorcidas consideraciones, atacar la compra venta de artículos robados va en contra hasta del cuidado de la ecología, porque aseguran que los indigentes y niños ya no pueden canjear con tranquilidad latas de aluminio y cartón y ese material se queda en la vía pública, entre otras estulticias.

No frieguen, porque saben bien de qué se trata, de cuáles son los alcances de esa reforma y ya incluso su aplicación tiene sus efectos porque los rateros han visto reducido su mercado para vender lo robado, que en el caso del cartón y del aluminio, nada qué ver y en lugar de clamar en favor de los recolectores, deberían de promover acciones en favor de niños de la calle o atender la indigencia.

Rodolfo Montes de Oca

Nomás falta que brinquen los ofendidos por la aprobación de la llamada Ley Antimachetes el martes pasado, la cual también ha generado un alud de respaldo popular y de gente que sí sabe que las leyes son para proteger a la sociedad, como es el caso del Fiscal General de Justicia del Estado, Rodolfo Montes de Oca, ahora sí haciéndola de cantinero y lidiando con sus colegas “garantistas”.

Por supuesto que debe agradar al Fiscal el que se haya eliminado la pena alternativa y dejar como pena de prisión a quienes delincan usando armas prohibidas, incluido machetes y por supuesto que debe agradarle que se aplique prisión preventiva a quienes cometan robos de casa habitación, comercios y autos, para así dejar de distraer personal detrás de malandros que solo en la cárcel puede ser más o menos controlada su conducta.

Y conociendo su nada falsa modestia, fíjense que tuvimos la corazonada que el exgobernador Samuel Ocaña García retobaría y trataría de eludir el que el Boulevard Solidaridad lleve su nombre, tal como lo proponen alrededor de dos mil ciudadanos de Hermosillo que han firmado la petición a través de la plataforma change.org.

Samuel Ocaña García

En efecto, se comunicó con el iniciador de esa solicitud, nuestro añejo amigo, Carlos Orduño para comentarle que no se sentía bien con esa promoción; que no era de él incomodar a vecinos ni presionar a autoridades, por lo que le pidió ya no mover más ese asunto.

Por supuesto que Carlos atendió la solicitud del galeno, concretándose simplemente a entregar al Ayuntamiento el altero de adhesiones a su solicitud, en donde quiera no el de Arivechi, podría aprobarse, si se toma en cuenta de que a partir de este miércoles, una calle del Centro de Hermosillo lleva el nombre de nuestro amigo el empresario Miguel Angel Figueroa, y si “El Mágalo” se le otorgó dicho honor, porque no habría de recibirlo Ocaña García.

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *