Política de Trump por presiones de legisladores cubano-americanos, dice Granma

Nota publicada el dia: 2017-06-16 | Por Redacción

LA HABANA.- El diario oficial Granma aseguró hoy que el cambio de política hacia Cuba anunciado por el presidente Donald Trump responde a la influencia de legisladores de origen cubano que han utilizado chantajes para elaborar esa nueva estrategia, contraria al deseo de la mayoría de los estadounidenses, 75 por ciento de los cuales apoya el acercamiento.

El periódico afirma, citando a fuentes estadounidenses, que el senador por la Florida Marco Rubio ayudó a elaborar los cambios propuestos porTrump, con aportes del representante por Miami, Mario Díaz-Balart.

Según Granma, la clave de la influencia de los legisladoresrepublicanos radicaría en el uso de sus puestos en el Congreso para influir en las decisiones del presidente.

Díaz-Balart habría negociado su voto en la Cámara baja para repeler el llamado Obamacare –una de las promesas de campaña de Trump– a cambio de que el mandatario revirtiera la política de Obama.

Por su parte, Rubio habría utilizado su cercanía a Trump y los encuentros personales para “asesorarlo” sobre Cuba, un país que no ha visitado jamás, dijo el diario. 

Además, el senador cubanoamericano se vale de su asiento en el Comité de Inteligencia del Senado, que investiga las acciones de la campaña republicana, para ganar favores con Trump, puntualizóGranma, portavoz del gobernante Partido Comunista.

En un discurso en el que retomó el lenguaje beligerante de la Guerra Fría, Trump acusó al gobierno cubano de promover la desestabilización en el mundo y dijo que los dólares estadounidenses no servirán a ese propósito.

En ese sentido, anunció el cese de los negocios con las empresas estatales cubanas vinculadas a las fuerzas armadas de la isla y volvió a instaurar restricciones a los viajes de los estadounidenses incluidos en las doce categorías autorizadas por Obama.

En opinión del diplomático cubano Carlos Alzugaray, la economía del sector privado cubano está muy intricada con la estatal y “no hay
forma de golpear al gobierno que no golpee al sector privado y a los intereses norteamericanos”.

Alzugaray consideró, además, que “el gobierno cubano seguramente se adaptará a la nueva realidad”
.


Internet

Opiniones

Comenta ésta nota

Su correo electrónico no será publicado. Son obligatorios los campos marcados con *